El Gobierno vasco da su apoyo al proyecto de Tubos Reunidos en Álava

Álava Tubos Reunidos ha firmado un acuerdo con la japonesa Marubi-Itochu Steel para fortalecer la industria alavesa. Ambas empresas invertirán 30 millones de euros para levantar una nueva planta que contará con una plantilla de ochenta trabajadores. La consejera vasca de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantza Tapia, y el lehendakari Iñigo Urkullu se ha reunido este lunes con ambas directivas para apoyar la operación. Tapia ha asegurado, además, que “hará todo lo posible” para que el proyecto “siga creciendo”. El presidente de Tubos Reunidos, Pedro Abasolo, y al responsable de la compañía japonesa, Yasuo Matsura han consolidado su cooperación, participada en un 51% por Tubos Reunidos y en un 49% por la filial europea de la empresa de tubos japonesa, que Tapia cree que va “poner en el mercado todas las capacidades que tiene la industria” vasca y que además va a ocupar a trabajadores con alta capacitación.

 

La nueva planta comenzará a producir a lo largo del primer trimestre de 2016 y estará destinada a la fabricación, comercialización y suministro de productos OCTG Premium, para la perforación de petróleo y gas a escala global. Con su producción se atenderá la “creciente demanda” de dichos productos en el mundo, especialmente en África y Oriente Medio, ha explicado Tubos Reunidos.

Tapia ha asegurado, asimismo que será una inversión importante no sólo para Álava, sino también para el resto de Euskadi, por el efecto tractor que tendrá en las industrias auxiliares. “Supone una operación de saque realmente importante y haremos todo lo posible porque siga creciendo y ganando nuevos empleos”, ha apuntado.